top of page

Diplomacia económica china, perspectivas para América Latina y el Caribe

Sergio Rivero*


El texto presentado a continuación corresponde a la Hoja Informativa n.11[**] de la Secretaría General FLACSO. Estas Hojas Informativas tienen por objetivo difundir información de interés ante los Estados Miembro del Sistema FLACSO. En este oportunidad se aborda la publicación Diplomacia económica de China en América Latina y el Caribe, que ofrece una comprensión equilibrada de las políticas, motivaciones, oportunidades y desafíos económicos de China en la región. (abril, 2023)



El ascenso económico de China es uno de los acontecimientos más notables de la historia moderna. Un país con un legado agrícola de larga data, China ha contribuido de manera significativa a la civilización humana durante miles de años. Y, a pesar de un rezago durante la era industrial, se ha convertido en una potencia económica, política y digital, ocupando ahora una posición destacada a nivel mundial.

Esto hace que sus decisiones de política, tanto a nivel nacional como de política exterior, generen interés en la comunidad internacional, incluidos los países latinoamericanos y caribeños.


En marzo de 2023, Beijing acogió las ¨Dos Sesiones¨, las reuniones parlamentarias anuales de la República Popular China donde los dos principales órganos políticos, la Asamblea Popular Nacional (APN) y el Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), discuten y revelan planes para las políticas nacionales que involucran la economía, temas sociales, la política exterior, el medio ambiente y otros temas prioritarios.


En el marco de estas reuniones, el nuevo Ministro de Relaciones Exteriores Qin Gang celebró una conferencia de prensa donde afirmó que: ¨China va a aplicar con firmeza la política exterior independiente y de paz, así como la estrategia de apertura de beneficios mutuos y ganancias compartidas, para ser siempre constructor de la paz mundial, contribuyente al desarrollo global y defensor del orden internacional[1]


Estas declaraciones confirman un patrón de continuidad en la política exterior china, que se ha caracterizado por su enfoque en la estabilidad interna y el desarrollo económico, la defensa de los intereses nacionales y la promoción del multilateralismo y la cooperación internacional para el desarrollo.


En el actual escenario global multipolar caracterizado por la interdependencia económica y la emergencia de nuevos actores, la diplomacia económica es un instrumento clave para la política exterior de Beijing y una herramienta que le ha permitido aumentar su presencia en América Latina y el Caribe a través de la inversión en infraestructura, la cooperación técnica, la asistencia financiera y el comercio bilateral.


Desde la Cátedra China Contemporánea de la Secretaría General de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) nos proponemos analizar y comprender las transformaciones económicas, sociales, culturales y tecnológicas de la China Contemporánea así como las nuevas dinámicas vinculadas a su posición e influencia en el sistema internacional.


En esta Hoja Informativa presentamos la publicación Diplomacia económica de China en América Latina y el Caribe, que ofrece una comprensión equilibrada de las políticas, motivaciones, oportunidades y desafíos económicos de China en la región, y destaca la importancia de un análisis contextualizado para informar las decisiones de política destinadas a promover el intercambio comercial y la cooperación económica entre China y los países de la región.





Diplomacia económica con características chinas


La diplomacia económica china se refiere a la utilización de herramientas diplomáticas para promover los intereses económicos de

China en el extranjero. Esto incluye la promoción del comercio, la inversión y la cooperación económica con otros países, así como el uso de la ayuda financiera y el apoyo a proyectos de infraestructura para fortalecer las relaciones económicas bilaterales y multilaterales. Es una estrategia cardinal de su política exterior y ha sido una prioridad para los líderes chinos en las últimas décadas.


Li y Sun[2] identifican cuatro etapas principales en la evolución de la diplomacia económica de China. Primero, el periodo de Reforma y Apertura en las décadas de 1970 y 1980 marcó el “compromiso” inicial por establecer vínculos con el sistema económico internacional y sus principios fundamentales.

A continuación, China entró en una fase de "integración" a partir de la década de 1990, estableciendo una cooperación económica con Japón, las naciones europeas y con los Estados Unidos, formando parte de los diálogos internacionales y regionales.


Posteriormente, China comenzó su diplomacia económica “participativa”, promoviendo activamente la gobernanza económica mundial, así como las zonas de libre comercio a nivel regional en Asia Pacífico y otras latitudes.


Finalmente, desde la crisis financiera de 2008 y luego de que China se convirtiera en la segunda economía más grande del mundo en 2010, asumió una diplomacia económica de “liderazgo”, presentando sus propias iniciativas multilaterales y ocupando roles de liderazgo en organizaciones internacionales.


Apunta Zha[3] en el informe de política Chinese economic diplomacy: New initiatives que las nuevas iniciativas que ha tomado China en materia de diplomacia económica, reflejan su compromiso con una mayor apertura económica y su deseo de desempeñar un papel más activo en la economía global.


Es en esta nueva era de la diplomacia económica china que surgen propuestas globales como la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI por sus siglas en inglés) y la Iniciativa para el Desarrollo Global (IDG), instrumentalizadas a través de instituciones y organismos como el Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB por sus siglas en inglés) o el Centro Multilateral de Cooperación para el Desarrollo Financiero (MCDF, por sus siglas en inglés). A nivel regional destaca el Foro China-CELAC establecido en 2014 para promover la cooperación en áreas como el comercio, la inversión, la energía, la tecnología, la cultura y la educación, entre otros.


Encontramos así que la nueva era de la diplomacia económica de China implica una estrategia integral que combina políticas económicas, comerciales y de inversión para expandir su influencia económica en el mundo.


Esta estrategia se basa en una visión de largo plazo, donde China se plantea consolidar su posición como una potencia económica global y asegurar el acceso a los recursos y mercados necesarios para su crecimiento sostenible.


Para América Latina y el Caribe, la diplomacia económica de China tiene una importancia cada vez mayor. Beijing es un socio comercial clave para la región, y ha sido un importante proveedor de financiamiento e inversiones en infraestructura, energía y otros sectores. Así, la relación comercial entre China y América Latina y el Caribe se ha expandido significativamente, con un comercio bilateral que alcanzó los USD 450 mil millones en 2021[4].


La diplomacia económica de China en América Latina y el Caribe ha generado un gran interés en los últimos años, y se espera que continúe siendo un tema relevante en el futuro. Los países de la región han comenzado a explorar oportunidades para profundizar su relación con Beijing, y han adoptado medidas para atraer inversiones y promover un mayor comercio bilateral.

Sobre el libro

El libro Diplomacia económica de China en América Latina y el Caribe hace una contribución original al proporcionar un análisis integral del impacto económico de China en la región. Se destaca de otros estudios por ofrecer un enfoque multidimensional que considera diferentes niveles de análisis y perspectivas.


La premisa subyacente de esta publicación es que la política exterior de un país puede ser estudiada desde diferentes dimensiones, sea comercial, política o de cooperación, las cuales tomarán mayor o menor relevancia dependiendo el enfoque de análisis. Al mismo tiempo, pueden estudiarse desde sus distintos niveles, los cuales influyen directa o indirectamente en las relaciones, sea desde un nivel sistémico, regional, bilateral y/o local.


La publicación aborda las relaciones económicas y comerciales entre China y América Latina y el Caribe desde una perspectiva multidimensional y multinivel para ofrecer una visión integral que permita una comprensión profunda del papel de Beijing en la región, identificando oportunidades y desafíos asociados con la diplomacia económica china.


Recoge las memorias de seis ponencias de destacados académicos e investigadores chinos y latinoamericanos realizadas en el marco del II Ciclo de Conferencias sobre China Contemporánea, que cubren varios temas relacionados con la diplomacia económica de China en América Latina y el Caribe, entre ellos:

La Circulación Dual de China: Perspectivas para América Latina y el Caribe.

Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI): Motivación, oportunidades e impacto económico en América Latina.

  • Oportunidades económicas para América Latina y el Caribe en el marco de la Iniciativa de Desarrollo Global.

  • China como nuevo socio comercial de Centroamérica.

  • Relaciones comerciales entre MERCOSUR y China.

  • Perspectivas económicas de China con los países de la Alianza del Pacífico.

La rigurosidad metodológica, a través de estudios de casos, análisis estadísticos y revisión de literatura, permite a las y los autores ofrecer una comprensión equilibrada de la diplomacia económica de China en América Latina y el Caribe.


Un análisis multidimensional de las relaciones sino-latinoamericanas y caribeñas proporciona la posibilidad de profundizar en la política comercial, la inversión en infraestructura, la cooperación técnica, la asistencia financiera y la expansión del comercio bilateral de China con los países de la región.


Además, los artículos exploran distintos niveles de relacionamiento a través de iniciativas específicas como la estrategia de Circulación Dual de China, la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI), la Iniciativa de Desarrollo Global (GDI) y las relaciones comerciales con los países del MERCOSUR, la Alianza del Pacífico y Centroamérica.


El texto destaca la importancia de los acuerdos bilaterales con China, que han permitido un significativo aumento en el comercio y la inversión en sectores estratégicos como la minería, la energía y la infraestructura.


Asimismo, se discuten los desafíos que enfrentan los países de la región para consolidar el intercambio comercial con China, entre los que se encuentran la mejora de las cadenas de suministro, la logística y la cooperación financiera.


Al analizar el papel de China en el escenario económico mundial y sus prioridades y objetivos de política exterior, los formuladores de políticas latinoamericanos y caribeños pueden obtener una mejor comprensión del enfoque chino de la diplomacia económica.


Es así como esta publicación destaca la importancia de un análisis contextualizado para informar las decisiones de política destinadas a promover la cooperación económico-comercial entre China y los países de la región.


Las iniciativas globales expuestas en este libro demuestran la visión particular de China hacia la diplomacia económica, que hace énfasis en el multilateralismo, la cooperación, el beneficio mutuo y los resultados de ganar-ganar. Al considerar estas iniciativas y sus implicaciones para América Latina y el Caribe, las y los formuladores de políticas pueden desarrollar estrategias propias que tomen en cuenta las prioridades y objetivos de China mientras salvaguardan los intereses nacionales.


Finalmente, la publicación resalta la necesidad de un diálogo transparente y constructivo entre China y los países latinoamericanos y caribeños para desarrollar políticas que promuevan una relación equilibrada y mutuamente beneficiosa.

Consideraciones finales

La diplomacia económica china ha tenido un papel fundamental en la transformación del país en una de las economías más importantes del mundo. Como una herramienta de política exterior, está estrechamente vinculada con su estrategia de desarrollo a largo plazo, para convertir al país en una economía de alta tecnología y liderar el crecimiento económico global.


Para lograr este objetivo, China ha venido promoviendo una serie de políticas, programas y proyectos que fomenten la cooperación económica con otros países y regiones.


La política exterior china se ha enfocado en la búsqueda de nuevos mercados para sus empresas, la importación de productos y servicios para satisfacer su creciente demanda interna y el aseguramiento de fuentes de materias primas, lo que ha llevado a una mayor participación de los países de América Latina y el Caribe en los planes y objetivos de desarrollo económico de Beijing.


Por su característica multilateral, basada en iniciativas globales que generen impactos locales, podríamos interpretar que la diplomacia económica de China se instrumentaliza como un bilateralismo de plataforma, donde se observa una coherencia en todos los niveles que responden a una estrategia de política exterior bien definida, y que cuenta con varias dimensiones centrales e interconectadas.


Para maximizar el beneficio mutuo, los países de América Latina y el Caribe deben considerar que China busca establecer relaciones a largo plazo basadas en la confianza, pero además, es importante que las y los formuladores de política y tomadores de decisión estén preparados para negociar en igualdad de condiciones con China, salvaguardando sus intereses nacionales.

 

Referencias

[*] Coordinador Regional de Cooperación Internacional e Investigación y Director de la Cátedra China Contemporánea de la Secretaría General de FLACSO.

[**] Sergio Rivero. (Abril, 2023). Hoja Informativa 11. Diplomacia económica china, perspectivas para América Latina y el Caribe, FLACSO Secretaría General. https://www.flacso.org/sites/default/files/users/user14/Hoja%20Informativa%2011%20(1).pdf [1] Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China. (2023, Marzo 7). Conferencia de Prensa Ofrecida por el Ministro de Relaciones Exteriores Qin Gang sobre la Política Exterior de China y sus Relaciones con el Exterior. Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China. En: https://www.fmprc.gov.cn/esp/zxxx/202303/t20230308_11037486.html

[2] Citado en Wong, A. (2016, Septiembre 22). Chinese Perspectives on Economic Diplomacy. The Asan Forum. En: https://theasanforum.org/chinese-perspectives-on-economic-diplomacy/#2

[3] Zha, D. (2015). Chinese economic diplomacy: New initiatives [Informe de política]. S. Rajaratnam School of International Studies (RSIS) y Nanyang Technological University (NTU).

[4] Zhao, R. (2023, Marzo 1). China-Latin America trade reaching New Heights. China Daily: https://www.chinadaily.com.cn/a/202301/03/WS63b38e17a31057c47eba763b.html

80 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page