top of page

La evolución de las Relaciones Internacionales con características chinas

Sara Gabriela Reyes García*

La apertura de China al mundo, emanada de las reformas de Deng Xiaoping a finales de 1978, propiciaron el estudio de las Relaciones Internacionales con características propias, en donde se ha enfrentado a diversas disyuntivas que han coadyuvado en debates teóricos, los cuales han propiciado a su vez la evolución de la disciplina paralela a su praxis.




A partir de 1979 China ha ido estableciendo de manera gradual las Relaciones Internacionales como una disciplina académica independiente. Aunque el estudio de esta disciplina haya estado dominado por la academia occidental, China le ha dado su esencia particular, ya que teóricamente trata de revivir el pensamiento confuciano y las instituciones de gobierno con características propias. Este desarrollo ha estado enmarcado a su vez por los asuntos desafiantes que China ha enfrentado al momento de configurar su política exterior en relación a su interacción frente al mundo desde 1978, es decir, cuando iniciaron las reformas con Deng Xiaoping. ¿Debe abrirse al resto del mundo?, ¿Cómo puede llevar a cabo su interés nacional?, ¿Podría ascender pacíficamente en un mundo volátil?, ¿Cómo podría hacerlo? Estas son las preguntas que han desafiado a China en las últimas décadas y sus intentos de respuesta han versado en diversos debates acaecidos desde su gran apertura en 1979.

El primero de ellos versó sobre la apertura de China en el mundo exterior. De hecho, es aquí donde China comenzó a tratar una cuestión sumamente fundamental, aunque implícita: su identidad frente al sistema internacional. Para responder a esta pregunta habría que determinar si este sistema internacional estaba caracterizado por la "guerra y la revolución" o la "paz y el desarrollo". Resultó en una amplia aceptación del argumento reformista de la paz y el desarrollo en el marco del Sistema de las Naciones Unidas. En este sentido, "La Escuela China" no supera la concepción estado-céntrica westfaliana de las Relaciones Internacionales, China naturalmente tomó el término "interés nacional" como necesario y legítimo. De esta parte podemos citar al Realismo con características chinas de Yan Xuetong, que se conecta con la idea del tianxia de un mundo en donde sus partes deben estar en armonía bajo una jerarquía dominada por un liderazgo moral de manera que se pueda garantizar una estabilidad.

El segundo comenzó a principios de la década de 1990 y se centró en identificar la mejor manera de realizar el interés nacional de China. Se enfrentaba a la idea del poder nacional en un sistema anárquico, o un enfoque alternativo defendiendo la importancia de la cooperación en las instituciones internacionales. Su argumento más sólido fue que el interés nacional más importante de China era el desarrollo económico y que la forma más rentable de realizarlo era a través de la integración en las instituciones internacionales existentes. En este sentido se puede mencionar la teoría de las relaciones internacionales como problemática global de Zhao Tingyang, centrada en la comprensión del mundo actual como un caos hobbesiano donde el interés propio de Estados - naciones prevalece sobre una identidad política universal, sin que exista realmente un auténtico concepto de mundialidad.

El tercer debate fue sobre el ascenso pacífico de China. Este evolucionó a principios de siglo, cuando las tres principales teorías de las Relaciones Internacionales estadounidenses, (realismo, liberalismo y constructivismo), se introdujeron en China y, por lo tanto, el debate era más una disputa tripartita. Los liberales enfatizan más los beneficios tangibles derivados de las instituciones internacionales y los constructivistas exploraron más la identidad de China en su creciente interacción con la sociedad internacional. Cabe mencionar la importancia del Relacionismo de Qin Yaquing, el cual establece que las relaciones representan el único modo capaz de asegurar la estabilidad y el orden, en concordancia con lo dispuesto por la filosofía confuciana, que explica que la esencia de las relaciones radica en la moralidad y la confianza, generando nuevas vinculaciones internacionales o redes de relaciones.

En conclusión, las teorías de las Relaciones Internacionales de China aún se encuentran en su etapa "embrionaria" en relación a occidente, sin embargo, tienen unas bases sólidas propias de su larga trayectoria milenaria tanto del confusionismo como del Tianxia. El potencial, por lo tanto, es grande, con más y más académicos y estudiantes de doctorado que se esfuerzan por explorar los recursos indígenas chinos como inspiración para avances teóricos. Estos debates ayudaron a impulsar el desarrollo de las Relaciones Internacionales en China.


* Universidad de El Salvador. Correo electrónico: rg16009@ues.edu.sv


El contenido de este artículo es de responsabilidad exclusiva de su autor y no compromete la postura de SG-FLACSO.


Referencias


Bogado Bordazar, Laura y María Francesca Staiano (2017). Las Teorías de las Relaciones Internacionales con “características chinas''. Relaciones Internacionales, 26(53), 134-148. Disponible en: https://revistas.unlp.edu.ar/RRII-IRI/article/view/3834/3937


Mayra Vélez-Serrano (2017). Constructing a Chinese School of International Relations: Ongoing debates and sociological realities. Routledge: Londres. 252.


Yaqing Qin (2011). Development of International Relations theory in China: progress through debates, Japan: International Relations of the Asia-Pacific. Disponible en: https://academic.oup.com/irap/article/11/2/231/711597?login=false#12508107


29 visualizaciones0 comentarios

Kommentit


bottom of page